DIA DEL LIBRO "SOSTENIBLE"

Con motivo de la próxima celebración del Día del Libro (23 de abril), ahí van un par de recomendaciones; una que tiene que ver con nuestro compromiso de respeto al medio ambiente, y otra con el gusto personal de nuestro Director de Marketing.



La Tierra Herida (Miguel Delibes y Miguel Delibes De castro. Editorial Imago Mundi.)
Padre e hijo, escritor y científico comprometidos con el medio ambiente, dialogan sobre los problemas ecológicos a los que se enfrenta el planeta en el nuevo siglo: el cambio climático, la desertificación, la desaparición de especies, la escasez de recursos básicos como el agua, la contaminación del medio ambiente, el deshielo de los polos y el peligro de la subida del nivel del mar. Un diálogo comprometido con nuestro presente y nuestro futuro, que combina sabiamente el rigor con la capacidad de hacer accesible este cadente tema a cualquier ciudadano preocupado por la salud de nuestro planeta.






El asombroso viaje de Pomponio Flato
(Eduardo Mendoza. Editorial Seix Barral.)
Cruce de novela histórica, novela policíaca y parodia de ellas, el asombroso viaje de Pomponio Flato es la obra más insólita e inesperada de Eduardo Mendoza, y también una de las más divertidas. Como en el Quijote se ponían en solfa los libros de caballerías, aquí se ajustan las cuentas a muchas novelas de consumo, y se construye, al mismo tiempo, una nueva modalidad del género más característico de Eduardo Mendoza: la trama detectivesca original e irónica, que desemboca en una sátira literaria y en una desternillante creación de inagotable vitalidad.






A disfrutar de la lectura.

PORQUE ESTOY CON LO VERDES...

Las encuestas no nos ponen las cosas fáciles a Los Verdes; tampoco ayuda mucho la fuerte presión al bipartidismo que están haciendo en las últimas semanas el PSOE y el PP, con la inefable colaboración de los principales medios de comunicación. Desde luego, quien quiere hacer política por la vía fácil, sabe dónde ir; quienes optamos por Los Verdes sabemos que hemos elegido lo difícil.

Por eso creo necesario explicar por qué, en estas elecciones, yo estoy con Los Verdes; por qué yo he elegido encabezar la candidatura de Los Verdes al Parlamento de Andalucía. Siempre hablo de nuestras propuestas, de lo que queremos… hoy quiero hablar de mí.

En primer lugar, estoy con Los Verdes porque su programa, nuestro programa, me convence. Zapatero decía al inicio de esta campaña que ellos les iba bien la tensión, que tienen que dramatizar… Los Verdes no necesitamos añadir más drama a lo que es dramático: el cambio climático está aquí, y esa es nuestra primera preocupación. No nos inventamos los problemas, no añadimos “picante” a nuestra visión del mundo; nos limitamos a escuchar a la naturaleza y a los científicos. A mí me convence un programa que no inventa problemas, que no es maniqueo diciendo que algo está bien sólo si lo hace mi partido, y que todo lo que hagan los demás es malo.

También me convence el programa de Los Verdes porque es realista. A los ecologistas nos dicen utópicos… pero aquí las únicas fantasías que hay son las de quienes defienden el status quo, quien dice que no pasa nada, que las cosas se van a arreglar solas o que sólo quien ha generado el problema, y con más de lo mismo, va a poder solucionarlo.

Y como yo no me resigno a no mejorar, me convence un programa crítico y nuevo, que apuesta por una democracia mejor y que, como yo, tampoco se resigna.

Mi segundo argumento para estar con Los Verdes es que no estamos solos. Los Verdes también somos movimiento ecologista, que es una gran coalición de científicos, de empresarios, de artistas, de activistas… y de personas de a pie que tratan de mejorar sus conductas para proteger el medio ambiente: reciclan, ahorran papel, compran bombillas de bajo consumo, van en bicicleta... Estar con Los Verdes es estar acompañado, de hecho es estar muy bien acompañado. Es estar con la gente que está promoviendo el cambio desde abajo, desde fuera de los centros de poder; protagonistas de una verdadera rebelión cívica, descentralizada pero imparable, para cambiar el mundo.

A mí no me cabe duda de que el cambio se va a producir, es irreversible e imparable. El problema es cuándo queremos que llegue, y si va a ser justo para todos. Los centros de poder han tardado treinta años en compartir nuestro diagnóstico: ya nadie niega el cambio climático, todos se han quitado la venda que se habían autoimpuesto para no ver lo evidente. La cuestión ahora es si vamos a esperar otros treinta años a que compartan nuestras soluciones, a que actúen, y si lo van a hacer para todos o van a sacrificar a otras personas... Por eso me parece imprescindible estar con Los Verdes. Pero tengo un tercer motivo.

Yo he aceptado encabezar la candidatura de Los Verdes porque me convence su programa, nuestro programa. Estoy con Los Verdes porque es estar muy bien acompañado. Pero mi tercer motivo es más moral, más íntimo, y ha sido el decisivo: estoy con Los Verdes porque creo que es hacer lo correcto.

Dentro de veinte o de treinta años nos van a juzgar. Nuestra generación va a tener que dar muchas explicaciones, de por qué ha permitido que las cosas llegaran a este punto. A nuestros predecesores les va a servir la disculpa la ignorancia: cuando empezaron a quemar carbón de forma masiva en el siglo XIX o petróleo en el XX, se desconocían los efectos a largo plazo de esas acciones. Hoy no podemos alegar desconocimiento.

Sabemos que estamos llevando al planeta a una situación sin precedentes, a una crisis ecológica acelerada; estamos condenando a millones de personas a sufrir las consecuencias de nuestra irresponsabilidad; estamos dejando una herencia envenenada. Lo sabemos… ¿y no actuamos? ¿No hacemos nada? ¿Esperamos que las cosas se arreglen solas? ¿Esperamos a que actúen otros?

Dentro de unos años se nos va a juzgar muy severamente. Y con razón. Porque sabemos lo que estamos haciendo. Y ese juicio no lo van a hacer unos desconocidos: lo van a hacer nuestros hijos, nuestros nietos. Decía antes que yo estoy con Los Verdes por una cuestión moral, de hacer lo correcto… ahora me doy cuenta que lo hago por interés, por egoísmo. Porque cuando me pregunten mis hijos y mis nietos (que espero tener), qué hice yo en estas décadas de locura colectiva, de irracionalidad y de irresponsabilidad, quiero dar una respuesta aceptable: diré que hice todo lo que pude. Cuando me pregunten dónde estuve, les diré que estuve con Los Verdes.

¿Quién entenderá que sabiendo lo que sabemos en estas elecciones la mayoría de los votantes sigan engatusados en la dramatización política? ¿En la exageración? Yo no lo entiendo. Y no sé cómo podría hacérselo entender a mis hijos, a mis nietos. No quiero pasar como un colaboracionista, sino como alguien que contribuyó al cambio. Por eso ahora estoy con Los Verdes. Porque me convencen, porque tengo la mejor compañía, porque es lo correcto, por egoísmo… ¿Y tú? ¿Dónde quieres estar? ¿Dónde dirás que estuviste? Yo, estoy con Los Verdes.

Andrés Sánchez, candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía por los Verdes de Andalucía

NOS GUSTA EL VERDE, NO EL "GREEN"

No, no es que Los Verdes hagamos campaña contra los anglicismos. Lo que pasa es que no queremos una Andalucía "invadida" por campos de golf. Por eso Los Verdes queremos un decreto que regule los campos de golf, para que no sean la excusa para urbanizar territorios no urbanizados, y que no se rieguen con agua potable.

¿Sabías que cada campo de golf incluye entre 400 y 2000 nuevas viviendas? Porque aunque se presente como una actividad muy rentable, la realidad es que los promotores admiten que los campos sólo pueden financiarse gracias a las plusvalías urbanísticas. Y cada campo de golf consume mucha agua. Si se construyesen los casi 200 que quieren hacer en Andalucía, necesitaríamos más de 100 Hm3. ¿Dónde está entonces la rentabilidad y la sostenibilidad?

Por eso Los Verdes queremos que el golf sea sólo una actividad deportiva, no el "caballo de Troya" de nuevas urbanizaciones. Y el decreto que acaba de aprobar la Junta lo que hace es permitir desarrollos urbanísticos y el riego con agua potable en los campos de golf "de interés turístico". ¿Que cuáles son esos campos? Pues los que la Junta diga... o sea, cualquiera.
A Chaves le podíamos aplicar lo del chiste: del que va a comprar "algo bueno para las cucarachas" y al ofrecerle insecticida responde que "le he dicho algo bueno, no que las mate".
La Junta ha hecho eso: el decreto "bueno" para el golf. Y Los Verdes lo que queremos es que no conviertan Andalucía en un gran "green".

(Foto extraída del Diario de Sevilla; Representantes de los Verdes juegan al mini golf frente a la Casa Rosa)

LA REVOLUCIÓN VERDE SE QUITA LA MÁSCARA

Es evidente que ni Rajoy ni su primo tienen nada que ver con el Cambio Climático (o al menos tienen tanto que ver como cualquier otro ciudadano) y sin duda, son respetables aunque no las compartamos, sus declaraciones minimizando la importancia del que la comunidad científica ha catalogado como "el mayor problema ambiental del siglo XXI".

Desde Los Verdes de Andalucía hemos querido utilizar irónicamente las famosas declaraciones del candidato a las Elecciones Generales por el PP únicamente como una “licencia publicitaria”, para despertar la curiosidad del ciudadan@ andaluz, y que se interese por nuestro proyecto.

A partir de ahora, las bromas y la ironía dejan paso a las propuestas concretas y a un programa serio y comprometido con la ciudadanía andaluza y su Medio Ambiente.

DECÁLOGO DEL "REVOLUCIONARIO VERDE"

  1. La Revolución Verde cree que el Cambio Climático es el mayor problema ambiental de la ciudadanía, y que éste puede afectar a corto plazo a los andaluces. Por eso, combatirlo es nuestra prioridad.
  1. La Revolución Verde apuesta por un modelo energético basado en las energías renovables, que reduzca la dependencia externa a los combustibles fósiles, y posibilite una reducción de emisiones de efecto invernadero.
  1. La Revolución Verde cree en la potencialidad del empleo verde que podría poner en marcha 300.000 puestos de trabajo en los próximos 4 años y combatir los altos niveles de desempleo de nuestra comunidad.
  1. La Revolución Verde propone un modelo de Ordenación Urbanística Sostenible bajo parámetros que respeten el patrimonio ambiental, paisajístico e históricos de los territorios de Andalucía.
  1. La Revolución Verde es consciente de la necesidad de emprender una política de vivienda de protección pública acorde con esa demanda social apostando por la construcción de viviendas de protección pública bioclimáticas y ecoeficientes.
  1. La Revolución Verde promueve una movilidad urbana sostenible y no contaminante a través redes de transportes públicos limpios, eficientes y asequibles al ciudadano.
  1. La Revolución Verde cree que el ciudadano con conductas respetuosas con el medio ambiente puede aportar su grano de arena en la lucha contra la degradación del medio natural y para ellos confiamos en la educación ambiental como pilar básico para modificar, corregir y construir nuevos hábitos en los ciudadanos y ciudadanas de Andalucía.
  1. La Revolución Verde propone una mejora del Sistema Andaluz de Salud incorporándole terapias procedentes de la medicina natural como son la naturopatía, homeopatía, fitoterapia, acupuntura o la medicina energética.
  1. La Revolución Verde cree en la Democracia participativa como pilar básico para la mejora del funcionamiento de la Administración Pública en nuestra región y la adecuación de los mecanismos y canales de atención a los ciudadanía andaluza.
  2. La Revolución Verde promueve la alimentación ecológica que garantice una dieta saludable y alimentos de alta calidad sobre todo a la población más vulnerable como son los niños y niñas, las personas ancianas y los enfermos.

HEMOS SECUESTRADO AL PRIMO DE RAJOY

Este es sólo el primer paso de nuestra Revolución. Gracias a nuestro impulso revolucionario nadie más volverá a negar el problema del Cambio Climático. Hoy damos el primer paso hacia una Andalucía sostenible, el resto los daremos juntos todos los andaluces.

video